M de Maní

Tips para tomar Decisiones Más Saludables

Tips para tomar Decisiones Más Saludables

Este 2020, propónte cambiar tu estilo de vida y aprender a tomar mejores decisiones sobre alimentación y salud sin sentir la presión de "estar a dieta".

Aquí te dejamos algunos tips prácticos:

Haz actividad física aunque sea 30 min al día.

Busca que sea algo que te guste; si no te gusta ir al gym, vas a dejar de ir. También procura variarle, para que ejercites diferentes músculos y no te aburras.

 

Duerme tus 8 horas.

Si batallas para dormir, busca consentirte con un ritual especial. ¿Ideas para este ritual?
- Prepárate un té
- Compra aceites esenciales que te gusten
- Pon sonidos de la naturaleza
- Prende el humidificador
- Lee un rato antes de dormir
- Retira todas las pantallas de tu cuarto
- Prende una vela que huela rico
- Suplementa tu dieta con algo que te ayude a relajarte y dormir, como Ashwagandha. 

Sonríe y busca reirte con frecuencia.

Somos una generación que sufre mucha ansiedad y frustración. Encuentra refugio en tus amistades, frecuéntalas en persona, no sólo redes sociales. 

Medita, reza o encuentra un momento de paz al día

También puedes escuchar música o leer sin hacer nada más. Las manualidades o colorear son otras maneras de relajarte y canalizar tu energía en algo que te traiga paz.

 Consume suficiente proteína

Con las prisas, es posible que consumas muchos más carbohidratos y grasas. Busca snacks que te aporten proteína como carne seca, derivados de nueces y semillas, cacahuates o almendras. 

Haz más meatless meals

Come menos productos cárnicos y procura alimentos que aportan proteína vegetal. Intenta hacer este cambio poco a poco. Vas a ver que son deliciosos, más fáciles de digerir, contaminan menos y no te sientes pesada. Ideas para sustituir carnes en tu plato:

- Lentejas preparadas como caldo

- Lentejas como relleno de tacos

- Garbanzos como guiso 

- Hummus sobre tu ensalada en vez de pollo/carne

- Frijoles de plato fuerte

- Frijoles de soya (Edamame) con sal para cenar

- Crema de cacahuate en vez de desayunar huevo

 

Cambia de actitud

"Estar a dieta" es algo del pasado. Aprende a comer y házlo tu estilo de vida. No vayas a la nutrióloga pensando en llegar a un objetivo con un plan que no vas a poder sostener porque va a ser sufrimiento para ti con resultados demasiado efímeros. Pídele que te dé un plan que a lo mejor no sea tan rápido para bajar de peso pero que sí puedas seguir haciendo para siempre. 

 

Come de todo y come poquito. 

Deja de buscar productos milagrosos o productos de los que puedes comer mucho volumen para "llenarte". Acostúmbrate a dejar de comer cuando estés satisfecha, no cuando estés llena. 

 

Agua entre semana

No importa si es un refresco sin azúcar o si son aguas "naturales", déjalas para el fin de semana. Ten buenos hábitos entre semana y el fin de semana puedes tomar lo que quieras. 

 

Desacostumbra a tu paladar de tanta azúcar

Tenemos una tendencia natural a buscar lo dulce. Si sigues consumiendo productos dulces, aunque sean endulzantes naturales/artificiales, vas a seguir ansiando azúcar, sin contar el daño que le estás ocasionando a tu flora intestinal. Limita el consumo de productos dulces entre semana, para que te ayude a no tener tantos antojos y vas notar la diferencia en tu percepción de sabores.

 

Busca snacks sin azúcar

Suficiente azúcar hay en los productos empacados. Cuando tengas hambre de media mañana o media tarde, lee los ingredientes y evita el azúcar en todas sus presentaciones. Ideas:

- Cacahuates, pistaches, almendras, nuez de la india

- Fruta con untables sin azúcar

- Carne seca

- Tostadas de arroz con crema de cacahuate

- Cereal Querida Quinoa

- Café sin endulzar

- Mix de semillas (Ojo! Los que traen frutas secos, chocolates o "yogurt" son muy altos en azúcar, busca que sean semillas y nueces nada más)

- Chips de verduras deshidratadas (no fritas!)

Toma decisiones funcionales

El hambre y la sed se pueden saciar de muchas maneras. Toma las decisiones más inteligentes, con plena conciencia y no dejándote llevar por antojo o arranque. Algunas ideas:

- Busca alimentos con bajo índice glicémico para que no te dé hambre tan rápido. Algunos ejemplos aquí

- Cuando sólo quieres comer por ansiedad pero sin hambre, toma agua, café o té.

- Agrega probióticos a tu dieta, que cuidan tu flora intestinal y la regeneran. Ideas: En cápsulas, yogurt ácido, kefir, kimchi.

- Consume fibra, grasas buenas o proteína cuando sabes que falta mucho para comer porque te sacia. Las galletas, papitas y dulces sólo te van a dar hambre más pronto.

 

El minuto de la verdad

Cuando sales a comer fuera de tu casa, elige del menú la opción que consideres saludable y rica. No te guíes por antojo o la cantidad de hambre. Al final, vas a disfrutar el plato que te traigan y probablemente ni cuenta te dés de qué comiste por estar platicando con la compañía. El momento de la decisión es clave y es el más difícil. Reconócelo y escoge bien!

 

¡Ojalá estos tips te sirvan! Compártenos lo que haces tú para tomar mejores decisiones.

ene. 14, 2020

Excelentes consejos para iniciar el año.
Me encantó el artículo.

Marisa RR Palazuelos

Deja un comentario

Gira para ganar Spinner icon