M de Maní

Mindfulness, ¿Qué es y cómo lo puedo aplicar a mi vida?

Mindfulness, ¿Qué es y cómo lo puedo aplicar a mi vida?

En las palabras de S. McNutt; Estar presente. La práctica de permanecer presente te curará. Obsesionarse acerca de cómo resultará el futuro crea ansiedad. Repetir escenarios rotos del pasado causa enojo o tristeza. Quédate aquí, en este momento.

 

Esto que acabas leer es minduflness. Es estar y permanecer presente en la vida y practicar la atención plena en la vida cotidiana. Este es uno de mis temas favoritos, y estoy emocionada de poderte transmitir a través de este artículo la importancia del mindfulness.

 

Vemos el término “mindfulness” por doquier, pero a lo mejor no se ha explicado con la misma frecuencia de dónde proviene el término, para qué sirve, cómo podemos practicarlo, y su importancia, y eso justamente haré hoy.

 

Definición de mindfulness  

 

Empecemos quizás con la parte más importante, la teoría, y de donde parte todo. El mindfulness es un estado psicológico de conciencia donde tomamos total control sobre nuestras emociones, frustraciones, ansiedades, y nos podemos concentrar en disfrutar del momento sin pensar en lo que no podemos cambiar. Es un estado completo de bienestar.  

 

Para explicarlo de forma más sencilla. ¿Te ha pasado alguna vez que te despiertas, manejas al trabajo, trabajas todo el día, te subes de nuevo a tu automóvil, estás en el tráfico y cuando te das cuenta ya estás en tu casa? O, ¿Empiezas la semana, trabajas y cuando te das cuenta ya es domingo en la noche y estás a punto de prepararte para iniciar otra nueva semana? Como si hubieras hecho todo en piloto automático durante todo el día y toda la semana. Esta sensación puede durar días, semanas, meses, e incluso toda la vida. De hecho, existen algunos estudios que dicen que la mayoría de nosotros está en piloto automático 47% del tiempo.

 

Ahora, cambiemos la situación. ¿Has estado en una situación muy hermosa en algún momento de la vida, donde has querido parar el tiempo para guardar en tu memoria como te sientes en ese momento? Ese momento exacto donde no te cabe en la cabeza ningún tipo de estrés, ansiedad, y lo único que puedes sentir con todo tu ser, es aquello que está pasando en ese momento único y mágico. Esto es mindfulness.

 

Y si te preguntara; ¿Cuál de los dos escenarios te gustaría sentir con más frecuencia? Estoy casi segura que me responderías que el segundo escenario es el que más te gustaría. Ya que significaría que podrías sentir plenitud todos los días de tu vida.   

 

Y es que de esto se trata el mindfulness, de disfrutar de los momentos, y de la vida cotidiana. Se trata de poder agradecer todo lo que tenemos. De sentir que logramos todo lo que deseamos porque vivimos en el momento. De entender que lo más importante que tenemos es lo que estamos viviendo en ese momento.  

 

¿Para que me puede servir el mindfulness?

 

El mindfulness no sólo puede ayudarte a ser más feliz y de disfrutar el momento, pero también puede ayudarte en muchos aspectos de la vida como en enfermedades, problemas de sueño, salud mental y para controlar tus emociones.

 

Pareciera que hace poco se descubrió esta práctica, pero la realidad es que ya lleva utilizándose en psicología por más de 20 años. Los psicólogos Hodgson y Burge explican que funciona de la siguiente manera; En la búsqueda de estar presente, cambiamos actitudes y comportamientos, se nos olvida el ego, regulamos nuestra atención, y empezamos a sentir empatía hacia los demás. El resultado final es el regulamiento de nuestras emociones y aprender a vivir en el presente. 

 

Mindful living

 

Existen dos términos dentro del mindfulness que se mencionan también con mucha frecuencia. Uno de ellos es “mindful living” que se centra en vivir toda la vida en este mismo estado de conciencia. Desde cuidar lo que comemos, cuidar nuestro ambiente y planeta, hasta cuidar nuestras emociones (lo que pensamos y como puede afectar esto a los que nos rodean).

 

Un día practicando mindful living sería así:

 

Te despertarías temprano y pondrías atención a cómo te sientes esa mañana, cómo se encuentra tu cuerpo, y qué es lo que necesita para empezar el día. Incluso podrías escuchar pajaritos afuera y apreciar su canto. Tu día continuaría con un momento para desayunar donde no tengas distracciones como el celular, laptop y televisión y puedas oler, observar, saborear y sentir todas las texturas, colores y olores de tu comida. Después de esto al subirte a tu coche, te fijarías en todos los detalles de que rodean, por ejemplo, los colores de los árboles, los pájaros volando, las sonrisas de las personas y los colores del cielo.

 

En lugar de ir al gym, sudar, y regresar a casa corriendo, este tiempo sería uno donde estarías atento a tu respiración, a tu cuerpo, y estarías agradecido de poderle dedicar a tu cuerpo un momento para ejercitarlo. Mindful living sería que durante todo el día en lugar de estar en piloto automático te des unos segundos para parar todo lo que estés haciendo y respirar. Pausar para observar y agradecer el momento.

 

Por último, terminarías el día dándote un tiempo sólo para ti donde puedas leer un buen libro, escuchar una canción linda, una meditación guiada y poder saber que ese momento es tuyo y es para consentirte. Antes de dormir agradecerías por el día que tuviste ya sea bueno o malo y te irías a dormir tranquilo con uno de los mejores sueños de tu vida.

 

 

Mindful eating 

 

El otro término que seguramente has escuchado alguna vez es “mindful eating” y en lo personal esta técnica me encanta y como nutrióloga lo he aplicado con pacientes y yo misma lo practico también.

 

Esta práctica de mindful eating se refiere a disfrutar la comida sin verla como un castigo o como un premio. Simplemente es disfrutar cada bocado, textura, y de agradecer lo mucho que nos nutre nuestra comida. Es dejar de comer por estrés, ansiedad, y comer sólo por comer. Es aprender a buscar una mejor relación con la comida y disfrutar del hecho de poder masticar, saborear, oler y disfrutar la comida.

 

Si te interesa este tema, te invito a leer el artículo ¿Cómo mejorar mi relación con la comida? Ya que te doy muy buenos tips y al final de comparto un ejercicio que te va a ayudar a mejorar la relación con tu comida enormemente y a disfrutar el momento de la comida.

 

 

¿Cómo puedo aplicar el mindfulness en mi vida?

 

  1. Empieza tu día simplemente disfrutando tu café o té de la mañana sin pensar en todo lo que tienes que hacer durante el día y agradeciendo por un día más de salud.

 

  1. Meditación: Muchas veces pensamos que con la meditación vamos a poder poner nuestra mente en blanco. Pero lo que pasa con más frecuencia es que la meditación finalmente nos lleva a estar presentes. Practícala al menos una vez por semana por 10 minutos.

 

  1. Pasa días enteros sin quejarte y sin juzgar a los demás. Esa energía que gastarías en juzgar y quejarte, mejor la podemos utilizar para conectarnos con nuestro presente.

 

Para terminar, te dejo con otra de mis frases favoritas de mindfulness: “El momento presente está lleno de alegría y felicidad. Si estás atento, lo verás.”

 

Con mucho amor,

Diana Ancona
Lic. en Nutrición y Ciencia de los Alimentos y Maestra en Salud Global
www.anconawellness.com
IG: @anconawellness

Deja un comentario

Gira para ganar Spinner icon