M de Maní

Tips para comer más saludable durante las vacaciones de semana santa

Tips para comer más saludable durante las vacaciones de semana santa

Seamos sinceros, cuando viajamos, siempre queremos comer todo y de todo. Sin embargo, si eres del tipo de personas que pasa la gran mayoría del año cuidando su alimentación para verse y sentirse bien, estoy segura que no quieres echar a perder todo este esfuerzo en unos cuantos días. Me imagino también que no quieres llegar a tu trabajo después de las vacaciones sin que el pantalón no te entre, y desesperándote por querer bajar de peso rápido.

La realidad es que vemos todas estas dietas de moda, que te prometen bajar de peso, o llegar a un evento en particular viéndote espectacular. Como nutrióloga no hay nada que me haga querer entrar en modo zen y hacer más respiraciones que nunca para calmarme, que las dietas de moda y remedios mágicos. Estas no hacen nada más que perjudicar a tu salud. Siempre me escucharás decir que esto no es lo importante, sino aprender a comer, y llevar un estilo saludable, que puedas llevar contigo a tus vacaciones, a eventos, y que sea un estilo de vida que te ayude a sentirte siempre, sin importar la época del año, feliz, saludable y espectacular. 

Si acabando el párrafo anterior, estás diciendo, si Diana, pero, ¿Cómo lo hago? No te preocupes porque en este post te daré muchos tips de cómo puedes cuidar tu alimentación durante tus vacaciones, y tips que no sólo vas a poder aplicar en semana santa, sino también durante fines de semana que sales de tu ciudad, eventos, y otras fechas importantes.

Tips para comer bien en semana santaLa finalidad de estos tips son que puedas implementarlos, y que puedas disfrutar de tus días libres bien merecidos, de probar la comida local y de disfrutar todo tu viaje con moderación.

“Más valen frutos que flores, que los unos dan sabores, y las otras no más que olores”

Uno de los tips que me encanta dar es que empieces el día con un rico desayuno que incluya frutas locales. Si desayunas en un hotel, intenta llenar una taza de café con las frutas picadas que quieras, y esto va a equivaler aproximadamente a una porción de frutas del día.

Evita tomar jugos procesados y jugos en general, ya que por lo general la porción de jugos es demasiado grande y terminas consumiendo más frutas de las que requieres en el día. Tomando en cuenta que para hacer un vaso de jugo de naranja se necesitarán aproximadamente tres naranjas, ahora, imagínate si te tomas dos o tres vasos de jugo. Recuerda que no por ser fruta puedes comer ilimitadamente.

Las mimosas pueden esperar, y mejor ahórrate todas las calorías vacías del alcohol. Guarda esas calorías para probar otras delicias del lugar que visitas que te aporten más nutrimentos y que se queden en tu memoria por más tiempo.

La planificación lo es todo

 Con esto no quiero decir, que te obsesiones y planees cada una de tus comidas en tu viaje, pero si que lleves un control. Por ejemplo, si sabes que se celebrará algo en alguna de las noches de tu viaje, cuida lo que comes durante el desayuno y el almuerzo.

Otro tip que ayuda mucho es investigar el lugar donde irás a cenar. Puedes ver fácilmente el menú en línea, y ver si tienes opciones saludables. Si lo único que ofrecen son comidas fritas y llenas de mucha grasa, siempre habrá muchas otras opciones de restaurantes a los puedes elegir ir. 

Evita saltarte comidas, y comer demasiado en un tiempo de comida. Un ejemplo es si tienes una cena fuerte, puedes desayunar un omelette de claras con un pan integral y un plato de frutas. A la hora del almuerzo puedes comer una rica ensalada sin aderezo, y pedir por separado una orden de verduras asadas. Durante la cena puedes cuidar tu alimentación con tips sencillos como no consumir de la canasta de pan que traigan a la mesa, y otros tips que puedes leer en mi post “Recomendaciones para comer saludable fuera de casa”.

Snacks saludables que te salvan cuando estás de viaje

Snacks saludablesQue no te de pena andar con una bolsa llena de snacks saludables en tu maleta durante tu viaje. Créeme que vas a estar feliz de tener todas estas opciones a la mano cuando te de hambre.

La mayoría de los mini bars en los hoteles tienen opciones no tan saludables, y es mejor prevenir y tener opciones ricas a la mano que puedan ayudarte en caso de cualquier antojo.

Te recomiendo llevar suficientes snacks porque también puedes tenerlos a la mano en el aeropuerto para que no compres alimentos más procesados y llenos de azúcar, o si te vas en carro también para que no se te antoje nada de lo que veas que se vende en la calle.

Aquí hay algunas opciones que pueden salvarte cuando estás de viaje:

  1. Nueces
  2. Fruta deshidratada
  3. Frutas fáciles de llevar que no se oxiden tan rápido como manzanas y plátanos
  4. Untables saludables para llevar que puedas comer junto con tu fruta
  5. Este no es un snack, pero si algo importante, no olvides cargar con una botella de agua durante tu viaje para que puedas rellenarla. Muchas veces no es hambre lo que tenemos sino sed.

 

Cuídate en semana santaSiempre me gusta concluir recordándote que todo se trata de tener un balance, disfrutar la vida, y de aprender a comer.

No te estreses, relájate y disfruta de la deliciosa comida saludable que tendrás a tu alcance durante tus vacaciones, de las texturas, y de poner caminar, y utilizar todas esas calorías para sentirte con más energía de explorar ese lugar a donde vayas.

¡Disfruta mucho tus vacaciones!

Con mucho amor,

Diana

Diana Ancona
Lic. en Nutrición y Ciencia de los Alimentos y Maestra en Salud Global
www.anconawellness.com
IG: @anconawellness

 

Deja un comentario